Solidaridad en Marcha | Melissa Walker
16116
post-template-default,single,single-post,postid-16116,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1,vc_responsive
 

Melissa Walker

Melissa Walker

“Las personas te reciben con respecto y gratitud porque saben que el trabajo voluntariado va a cambiar su vida positivamente…”

Hacer el voluntariado en Arequipa fue una experiencia enriquecida. Desde las calles animadas hasta el bienvenido en las comunidades más pobres hay una relación: orgullo. Arequipa es una ciudad segura y amable con mucha variedad de arquitectura bonita y una vista muy impresionante. En las regiones más pobres casi no hay tanto entorno bonito pero en cambio mucha gente muy amable. Las personas te reciben con respecto y gratitud por que saben que el trabajo voluntariado va a cambiar su vida positivamente. Trabajar en un colegio, un asilo y en un comedor he visto muchos estilos de vida diferentes. En el comedor puedes sentir que las personas quieren de ser juntos/una comunidad y ayudar en eso lugar fue un privilegio. El trabajo increíble en el asilo dónde todos tratan todos con mucho respecto al proveer un lugar seguro y cuidado. ¡Eso aprecio mucho! Salí de eso parte de mi voluntariado con más apreció para ayudar los necesitados y planeo de utilizar eso en mi trabajo futuro. Los esfuerzos y las oportunidades que los profesores muestran a los alumnos, dalos esperanza. Fue muy interesante de ver las diferencias entre colegios en Perú z Inglaterra. También los planos para el futuro son muy interesantes y muestran el empeño de Perú de proveer educación por todos. Ver la esperanza que los proyectos da a la gente dagame apreciar más mi situación en la sociedad y también que tuve la oportunidad de ayudar los merecidos. Un voluntariado en Arequipa es algo quiero hacer otra vez y algo quiero animar a otros a hacer esa experiencia en ese lugar más bonito.